¿Por qué los besos se sienten bien? ¿Se supone que besar se siente bien?

0
Advertisement

Puedes agradecer a las muchas terminaciones nerviosas de tus labios por su parte en hacer que los besos se sientan tan bien.

Tus labios tienen más terminaciones nerviosas que cualquier otra parte de tu cuerpo.

Los científicos en los Países Bajos han informado que compartimos cerca de 80 millones de bacterias durante un apasionado beso de diez segundos; un hallazgo que hace que arrugarse parezca despreciable, y francamente insalubre al comienzo de la temporada de resfríos y gripe.

Pero anímese: es más probable que nos enfermemos dándonos la mano todo el día que besándonos. Y la ciencia detrás de este comportamiento revela que junto con todos esos gérmenes, también compartimos muchos beneficios con un compañero.

¿Por qué los besos se sienten bien? ¿Se supone que besar se siente bien?

Fuente: Pixabay.com

Besar no es todo sobre intercambio bacteriano o romance. Nuestras primeras experiencias con el amor y la seguridad generalmente involucran la presión labial y la estimulación a través de comportamientos que imitan los besos, como la lactancia o la alimentación con biberón. Estos eventos tempranos establecen importantes vías neuronales en el cerebro de un bebé que asocian besos con emociones positivas que continúan siendo importantes a lo largo de su vida.

Advertisement

Nuestros labios son la zona erógena más expuesta del cuerpo. A diferencia de otros animales, los labios humanos son evertidos de manera única, lo que significa que se mueven hacia afuera. Están llenos de terminaciones nerviosas sensibles, por lo que incluso el más leve cepillo envía una cascada de información a nuestro cerebro, que puede sentirse muy bien.

Los besos activan una gran parte del cerebro asociada a la información sensorial porque trabajamos en darle sentido a la experiencia para decidir qué hacer a continuación. Los besos trabajan su magia al provocar un torbellino de neurotransmisores y hormonas a través de nuestros cuerpos que influyen en cómo pensamos y sentimos.

Códigos besos

Si hay una verdadera «química» entre dos personas, un beso puede preparar el escenario para un nuevo romance. Un beso apasionado pone a dos personas muy cerca: de nariz a nariz. Aprendemos unos de otros al interactuar con nuestro sentido del olfato, nuestras papilas gustativas y nuestro sentido del tacto. Y a través de esa información, todo tipo de señales se envían a nuestro cerebro informándonos sobre la otra persona. De hecho, el olor del hombre puede proporcionar pistas subconscientes sobre su ADN a su compañero.

¿Por qué los besos se sienten bien? ¿Se supone que besar se siente bien?

Fuente: Pixabay.com

Los psicólogos evolutivos de la Universidad Estatal de Nueva York en Albany descubrieron que el 59% de los hombres y el 66% de las mujeres dicen haber terminado una relación en ciernes porque un beso no fue bien. Es la última prueba de fuego de la naturaleza, empujándonos a que nos atraigan más las personas que pueden ser los mejores socios genéticos.

Advertisement

La investigación realizada por el biólogo suizo Claus Wedekind descubrió que las mujeres son más atraídas por los olores de los hombres que tienen un código genético diferente para su sistema inmune en una región de ADN conocida como complejo de histocompatibilidad principal o MHC.

Los científicos sospechan que cuando una pareja tiene una genética diferente para combatir enfermedades, es probable que sus hijos se beneficien al tener un sistema inmune fuerte. Puede que no estemos pensando exactamente en la paternidad cuando nos conectamos con alguien en los labios, pero los besos proporcionan pistas para ayudarnos a decidir si llevamos una relación más allá. (Sin embargo, es importante agregar que las mujeres que toman la píldora anticonceptiva muestran la preferencia opuesta hacia los hombres con genética MHC más parecida a la suya. Esto sugiere que cuando estamos tomando anticonceptivos, podemos estar engañando a nuestros cuerpos de más maneras de lo que creemos .)

Ponerse caliente debajo del cuello

Además de ayudarnos a encontrar un gran partido, los besos también tienen otros beneficios. Desencadena una cascada de impulsos nerviosos que rebotan entre el cerebro y la lengua, los labios, los músculos faciales y la piel. Miles de millones de pequeñas conexiones nerviosas distribuyen información por todo el cuerpo, produciendo señales químicas que cambian la forma en que nos sentimos.

Un beso apasionado puede disparar el neurotransmisor dopamina, que está vinculado a los sentimientos de deseo y deseo. La oxitocina, conocida como la «hormona del amor», fomenta una sensación de cercanía y apego. La adrenalina aumenta nuestro ritmo cardíaco y puede hacernos comenzar a sudar mientras nuestros cuerpos comienzan a anticipar lo que podría ocurrir más tarde. El cortisol, conocido como la hormona del estrés, también se sumerge para reducir la inquietud. Los vasos sanguíneos se dilatan, la respiración puede profundizarse, las mejillas se llenan y nuestro pulso se acelera.

Advertisement
Beso

Fuente: Pixabay.com

Besar fomenta las sensaciones que a menudo describimos cuando nos enamoramos. De esta manera, un beso puede anunciar una nueva relación romántica. También puede solidificar los lazos fuertes que compartimos con familiares y amigos. Los besos vienen en muchas variedades y están intrínsecamente vinculados a los momentos más significativos y significativos de nuestras vidas al proporcionar un medio para comunicarse más allá de lo que las palabras pueden transmitir.

La ciencia apenas ha empezado a estudiar los besos, a pesar de su evidente significado evolutivo y personal, pero lo que ya sabemos demuestra que hay mucho más por delante de lo que se ve a los ojos … y los labios.

Leave A Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.