La inspiradora vida de Terry Fox – Atleta Canadiense y Humanitario

0
Advertisement

¿Quién es Terry Fox y qué ha hecho? Información sobre la prometedora carrera y determinación de Terry Fox en la investigación del cáncer, su inspiradora vida.

Terry Fox

Terry Fox nació el 28 de julio de 1958 en Manitoba Winnipeg. Su familia se mudó a Surrey, Columbia Británica en 1966, luego se estableció en Port Coquitlam en 1968. Su padre menciona que Terry odia perder y tiene una personalidad que perdura hasta que triunfa.

Era un ávido deportista que jugaba al fútbol, ​​al rugby y al béisbol, pero su principal pasión era el baloncesto. Se convirtió en un jugador regular en el noveno grado y un base en el décimo grado. En el grado 12, ganó el premio al atleta del año en su escuela secundaria.

El 12 de noviembre de 1976, mientras Terry Fox conducía a su casa en Port Coquitlam, se distrajo con la construcción del puente cercano y se estrelló contra la parte trasera de una camioneta. Hubo dolor en la rodilla derecha después del accidente. En marzo de 1977, el dolor aumentó y finalmente fue al hospital, donde le diagnosticaron un tipo de cáncer que a menudo comenzaba cerca de las rodillas. Se enteró de que le tenían que amputar la pierna y que requeriría tratamiento con quimioterapia y, a la luz de los avances médicos recientes, tenía un 50 por ciento de posibilidades de sobrevivir. Terry Fox se enteró de que si lo hubiera sido hace dos años, sus posibilidades de supervivencia habrían sido solo del 15 por ciento, y que la mejora en las tasas de supervivencia era el resultado de la investigación del cáncer.

Advertisement

La inspiradora vida de Terry Fox - Atleta Canadiense y Humanitario

Batalla por la vida a pesar del cáncer

Terry Fox caminó con una pierna artificial tres semanas después de la amputación. Dieciséis meses soportaron quimioterapia. Supervisó el estado y las muertes de otros pacientes con cáncer en las instalaciones de la Agencia de Control del Cáncer de Columbia. Terry Fox sintió que debía su supervivencia a los avances médicos y quería vivir su vida de una manera que animara a los demás.

Antes de la cirugía del cáncer, a Terry Fox se le entregó un artículo sobre Dick Traum, el primer amputado en completar el Maratón de la ciudad de Nueva York. El artículo lo inspiró. Comenzó un largo programa de entrenamiento diciéndole a su familia que también planeaba competir en el maratón. Terminó en el último lugar diez minutos por detrás de su rival más cercano, pero su esfuerzo fue recibido con lágrimas y aplausos por parte de los demás participantes. Después del maratón, anunció a su familia que planeaba correr por Canadá con la esperanza de aumentar la conciencia sobre el cáncer.

El maratón comenzó el 12 de abril de 1980. Terry Fox Atlantic Ocean Newfoundland, St. Near John’s, llenó dos botellas grandes con agua del océano. Después de completar su viaje en Victoria, Columbia Británica, tenía la intención de quedarse con uno como recuerdo y verter el otro en el Océano Pacífico.

Advertisement

El desafío físico de correr maratones todos los días dañó el cuerpo de Terry Fox. A menudo tenía dolor de rodilla. Desarrolló quistes en las piernas y experimentó mareos. Terry Fox negó las llamadas para que se hiciera chequeos médicos regulares y las advertencias de que pondría en riesgo su salud en el futuro.

La inspiradora vida de Terry Fox - Atleta Canadiense y Humanitario

El doloroso final del maratón

Terry Fox se dio cuenta de que estaba cansado antes de empezar a correr hacia finales de agosto. El 1 de septiembre, tuvo que detenerse por un corto tiempo después de tener un ataque intenso de tos y dolores en el pecho fuera de Thunder Bay. Después de unos kilómetros, lo llevaron al hospital con dificultad para respirar. Al día siguiente, Terry Fox celebró una emotiva conferencia de prensa en la que anunció que su cáncer había regresado y se había extendido a sus pulmones. Tuvo que terminar su carrera después de 143 días y 5.373 kilómetros.

En los meses siguientes, Terry Fox recibió múltiples tratamientos de quimioterapia. Sin embargo, la enfermedad siguió propagándose. A medida que su condición se deterioró, los canadienses esperaban un milagro y el Papa II. John Paul envió un telegrama diciendo que oró por Terry Fox. Fue readmitido en el Royal Columbian Hospital en New Westminster el 19 de junio de 1981 por congestión en el pecho y neumonía. Cayó en coma y murió a las 4:35 am del 28 de junio de 1981.

Advertisement

Terry Fox sigue siendo una figura destacada en el folclore canadiense. Su determinación apoya su carrera al conectar a la nación con personas de todos los ámbitos de la vida, y su memoria despierta el orgullo en todas las regiones del país.

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.