¿Qué es la ciencia política?

0
Advertisement

¿Qué es la ciencia política?

La ciencia política estudia a los gobiernos en todas sus formas y aspectos, tanto teóricos como prácticos. Una vez que una rama de la filosofía, la ciencia política hoy en día se considera típicamente una ciencia social. De hecho, la mayoría de las universidades acreditadas tienen escuelas, departamentos y centros de investigación separados dedicados al estudio de los temas centrales dentro de la ciencia política. La historia de la disciplina es virtualmente tan larga como la de la humanidad. Sus raíces en la tradición occidental están típicamente individualizadas en las obras de Platón y Aristóteles, sobre todo en la República y la Política, respectivamente.

Las ramas de la ciencia política

La ciencia política tiene una amplia gama de ramas. Algunos son altamente teóricos, como la filosofía política, la economía política o la historia del gobierno; otros tienen un carácter mixto, como los derechos humanos, la política comparativa, la administración pública, la comunicación política y los procesos de conflicto; finalmente, algunas ramas participan activamente en la práctica de la ciencia política, como el aprendizaje basado en la comunidad, la política urbana y los presidentes y la política ejecutiva. Cualquier título en ciencias políticas requerirá típicamente un balance de cursos relacionados con esas materias; pero el éxito que ha tenido la ciencia política en la historia reciente del aprendizaje superior también se debe a su carácter interdisciplinario.

Filosofia politica

¿Cuál es el arreglo político más adecuado para una sociedad dada? ¿Existe una mejor forma de gobierno hacia la cual toda sociedad humana debería tender y, si la hay, qué es? ¿Qué principios deberían inspirar a un líder político? Estas y otras preguntas relacionadas han estado en el corazón de la reflexión sobre la filosofía política. Según la perspectiva de los antiguos griegos, la búsqueda de la estructura más apropiada del Estado es el objetivo filosófico último.

Advertisement

Tanto para Platón como para Aristóteles, es solo dentro de una sociedad políticamente bien organizada donde el individuo puede encontrar la verdadera bienaventuranza. Para Platón, el funcionamiento de un Estado es paralelo al de un alma humana. El alma tiene tres partes: racional, espiritual y apetitiva; así, el Estado tiene tres partes: la clase dominante, correspondiente a la parte racional del alma; los auxiliares, correspondientes a la parte espiritual; y la clase productiva, correspondiente a la parte apetitiva. La República de Platón analiza las formas en que un Estado puede ser manejado más apropiadamente, y al hacerlo, Platón pretende enseñar una lección también sobre el humano más apropiado para dirigir su vida.

Aristóteles destacó incluso más que a Platón la dependencia entre el individuo y el Estado: está en nuestra constitución biológica comprometerse en la vida social y solo dentro de una sociedad bien administrada podemos realizarnos plenamente como humanos. Los humanos son un «animales políticos».

La mayoría de los filósofos y líderes políticos occidentales tomaron los escritos de Platón y Aristóteles como modelos para la formulación de sus puntos de vista y políticas. Entre los ejemplos más famosos se encuentran el empirista británico Thomas Hobbes (1588-1679) y el humanista florentino Niccolò Machiavelli (1469-1527). La lista de políticos contemporáneos que afirmaron haberse inspirado en Platón, Aristóteles, Maquiavelo o Hobbes es virtualmente interminable.

Política, economía y derecho.

La política siempre ha estado indisolublemente vinculada a la economía: cuando se instituyen nuevos gobiernos y políticas, los nuevos arreglos económicos se involucran directamente o se producen poco después. El estudio de la ciencia política, por lo tanto, requiere una comprensión de los principios básicos de la economía. Se pueden hacer consideraciones análogas con respecto a la relación entre la política y la ley. Si agregamos que vivimos en un mundo globalizado, se hace evidente que la ciencia política necesariamente requiere una perspectiva global y la capacidad de comparar los sistemas políticos, económicos y legales de todo el mundo. Quizás el principio más influyente según el cual se organizan las democracias modernas es el principio de la división de poderes: legislativo, ejecutivo y judicial. Esta organización sigue el desarrollo de la teorización política durante la era de la Ilustración, la teoría más famosa del poder del Estado desarrollada por el filósofo francés Montesquieu (1689-1755).

Leave A Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.