Informacion Sobre el Okapi

0
Advertisement

Informacion Sobre el Okapi

Okapi Clasificación y Evolución

El Okapi es un herbívoro difícil de encontrar que se encuentra en una pequeña bolsa de bosque tropical de montaña en África central. A pesar de su apariencia de ciervo, el Okapi es en realidad uno de los últimos antepasados ​​restantes de la Jirafa, que es el animal más alto de la Tierra. Además de tener un cuello relativamente largo en comparación con el tamaño de su cuerpo, la característica más llamativa del Okapi son las rayas horizontales que son particularmente visibles en sus espaldas y le dan a este animal un aspecto casi de cebra. El Okapi es muy tímido y secreto, tanto que de hecho no fueron reconocidos por la ciencia occidental hasta el siglo XX como una especie distinta. Aunque rara vez son vistos por personas, los Okapi no son especies en peligro de extinción, ya que se cree que son bastante comunes en sus hábitats remotos.

Okapi Anatomía y Apariencia

Al igual que su ancestro lejano y mucho más grande, el Okapi tiene un cuello largo que no solo lo ayuda a alcanzar las hojas que están más arriba, sino que también proporciona al Okapi una herramienta para defenderse a sí mismo y a su territorio. El Okapi tiene una capa de piel de color marrón rojizo con marcas horizontales de rayas blancas que se encuentran en sus cuartos traseros y en la parte superior de sus piernas, y proporcionan al Okapi un excelente camuflaje en la densa jungla. Tienen tobillos blancos con una mancha oscura sobre cada pezuña y piel muy gruesa para ayudar a protegerlos de lesiones. El Okapi tiene una cabeza larga y un hocico oscuro con orejas grandes que permiten al Okapi detectar fácilmente a los depredadores que se aproximan. El Okapi también tiene una lengua impresionantemente larga, que no solo es de color negro sino que también es prensil, lo que significa que es capaz de agarrar hojas de las ramas de arriba.

Distribución de Okapi y Hábitat.

El Okapi se encuentra en las densas selvas tropicales del noreste de la República Democrática del Congo, generalmente a una altitud que puede variar entre 500 y 1.000 metros, aunque se cree que la mayoría de los individuos habitan áreas a unos 800 metros sobre el nivel del mar. Son animales increíblemente tímidos y esquivos, y dependen en gran medida del follaje muy espeso que los rodea para protegerlos de ser descubiertos por los depredadores. El Okapi también se puede encontrar en áreas donde hay una fuente de agua dulce de movimiento lento, pero el rango del Okapi está muy limitado por barreras naturales, con hábitats inadecuados en los cuatro lados que atrapan a estos animales en el bosque pluvial Ituri de 63,000 kilómetros cuadrados. . Alrededor de una quinta parte de la selva tropical está formada hoy por la Reserva de Vida Silvestre Okapi, que es Patrimonio de la Humanidad. Aunque se cree que son comunes en su región nativa, el Okapi se ha visto gravemente amenazado por la pérdida de hábitat, especialmente por la deforestación.

Advertisement

Okapi Comportamiento y Estilo de Vida

El Okapi es un animal diurno, lo que significa que son más activos durante el día cuando pasan la mayor parte del tiempo recorriendo caminos por el bosque en busca de alimento. Son animales solitarios, con la excepción del tiempo que las madres pasan con sus terneros, pero se sabe que toleran a otras personas y ocasionalmente pueden alimentarse juntas en pequeños grupos durante un corto período de tiempo. Los okapi tienen rangos de casas que se superponen con los machos que tienden a ocupar un territorio más grande que las hembras, que se marca con la orina y frotando el cuello en los árboles. Los machos también usan sus cuellos para luchar entre sí para resolver disputas sobre el territorio y para competir para aparearse con una hembra durante la temporada de reproducción. Se sabe que los okapis también se comunican entre sí mediante el uso de sonidos suaves y fuertes y dependen en gran medida de su audición en el bosque circundante, donde no pueden ver muy lejos en absoluto.

Reproducción Okapi y Ciclos de Vida

Después de un período de gestación que puede durar hasta 16 meses, la hembra Okapi se retira a la densa vegetación donde da a luz a una sola cría. Al igual que muchos herbívoros con pezuñas, el becerro Okapi generalmente puede permanecer de pie en media hora cuando la madre y el bebé comienzan a buscar un buen lugar para anidar. Permanecen en su nido en lo profundo de la maleza durante la mayoría de los próximos dos meses, lo que no solo ayuda a que el ternero se desarrolle más rápidamente, sino que también le brinda una protección vital contra los depredadores hambrientos. Aunque la hembra Okapi protegerá y alimentará a su ternera vulnerable, no se cree que las dos compartan el mismo vínculo que ocurre con muchos otros mamíferos con pezuñas. Aunque comienzan a desarrollar sus rayas blancas a una edad bastante temprana, los jóvenes Okapi no alcanzan su tamaño adulto hasta que tienen aproximadamente tres años. En general, son destetados alrededor de los 6 meses de edad, pero pueden continuar amamantando a su madre durante más de un año.

Dieta y presa okapi

El Okapi es un animal herbívoro, lo que significa que sobrevive con una dieta que solo se compone de materia vegetal. Comen hojas, brotes y ramitas que se introducen en la boca con su larga lengua prensil junto con frutas, bayas y otras partes de plantas. Los Okapi incluso comen hongos en ocasiones y se sabe que comen más de 100 tipos diferentes de plantas, muchas de las cuales son venenosas para otros animales y humanos. Junto con el consumo de una gran variedad de material vegetal, el Okapi también es conocido por comer una arcilla rojiza que proporciona sal y minerales esenciales a su dieta basada en plantas. El Okapi pasa gran parte de las horas de luz en busca de comida y camina en silencio por senderos trillados que usa regularmente para asegurar un escape más fácil de los depredadores.

Okapi depredadores y amenazas

Debido al hecho de que los Okapi habitan en una región tan aislada de la selva tropical de montaña, en realidad tiene sorprendentemente pocos depredadores comunes, particularmente en comparación con especies similares. El principal depredador del Okapi es el leopardo, que es uno de los felinos más grandes y poderosos del mundo y un animal que pasa mucho tiempo descansando en los árboles. A diferencia de otros depredadores que la audición aguda de Okapi sentiría moviéndose a través de la maleza, la posición del Leopard sobre el suelo significa que ambos son capaces de inspeccionar el área circundante en busca de posibles presas y también pueden emboscarlo desde arriba. Otros depredadores del Okapi incluyen a los cazadores de Serval y humanos en el área, pero la mayor amenaza para la población mundial de Okapi es la pérdida de hábitat debido a la deforestación.

Okapi Datos y características interesantes

Una de las características más distintivas del Okapi y la Jirafa es su larga lengua prensil, que no solo se puede usar para agarrar hojas y ramas, sino que también ayuda al animal cuando se acicala. La lengua del Okapi es, de hecho, tan larga, que es uno de los pocos animales del mundo que se dice que son capaces de lamer sus propias orejas. Aunque son animales muy raros y muy secretos, hubo avistamientos de Okapi en estos bosques, pero estos generalmente implicaban ver al animal por detrás, por lo que muchos lo conocían como una cebra de bosque. El Okapi no se clasificó como una especie distinta hasta 1900 – 1901, cuando Harry Johnston envió dos piezas de piel tipo cebra a Londres, que se analizaron y significaron que se había registrado una nueva especie.

Relación de Okapi con los humanos

Hasta principios del siglo pasado, los científicos occidentales desconocían el Okapi en sí, pero se sabía que los nativos de la región cazaban a este animal raro y esquivo tanto por su carne como por su espesa piel. Hoy en día, este animal secreto todavía no se ve en las selvas tropicales de alta montaña de África central debido a su naturaleza tímida y su excelente camuflaje entre el denso follaje, gran parte de lo que sabemos sobre el Okapi es de observaciones de individuos que se encuentran en zoológicos y animales. Instituciones de todo el mundo. Sin embargo, esto no tuvo mucho éxito hasta que la introducción de aviones como el trauma sufrido por el animal en trenes en botes a menudo significaba que había una alta tasa de mortalidad de los individuos capturados.

Estado de Conservación Okapi y Vida Hoy

Aunque se piensa que son bastante comunes en su área de aislamiento natural, el Okapi ha sido catalogado por la UICN como un animal que está casi en peligro de extinción en su entorno natural. Esto se debe al aumento de la deforestación en partes de su hábitat natural junto con el hecho de que cada vez son más atrapados en trampas y otras trampas que los lugareños ponen para atrapar a otros animales. El Okapi ha estado protegido por ley en la República Democrática del Congo (formalmente Zaire) desde 1933, y la UICN estimó por última vez que había entre 10.000 y 35.000 individuos en libertad.

Advertisement

Leave A Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.