Frases de Arthur C. Clarke

0
Advertisement

¿Cuáles son las famosas frases, citas de Arthur C. Clarke? Las mejores frases, citas de Arthur C. Clarke sobre la vida, el amor, la motivación, la ciencia y más.

Frases de Arthur C. Clarke

En la lucha por la libertad de información, la tecnología, y no la política, será la decisión final.

Cada idea revolucionaria parece evocar tres etapas de reacción. Pueden resumirse en las frases: (1) Es completamente imposible. (2) Es posible, pero no vale la pena hacerlo. (3) Siempre dije que era una buena idea.

Cualquier tecnología suficientemente avanzada es indistinguible de la magia.

Advertisement

Como nuestra propia especie está en proceso de demostrar, uno no puede tener una ciencia superior y una moral inferior. La combinación es inestable y autodestructiva.

Los jueces humanos pueden mostrar misericordia. Pero contra las leyes de la naturaleza, no hay apelación.

No pretendo que tengamos todas las respuestas. Pero sin duda vale la pena pensar en las preguntas.

Aún no se ha demostrado que la inteligencia tenga algún valor de supervivencia.

No es fácil ver cómo las formas más extremas de nacionalismo pueden sobrevivir mucho tiempo cuando los hombres han visto a la Tierra en su verdadera perspectiva como un pequeño globo contra las estrellas.

Puede ser que nuestro papel en este planeta no sea adorar a Dios sino crearlo.

Nuestra vida puede ser la última que se vivirá en una sociedad tecnológica.

Advertisement

Los políticos deberían leer ciencia ficción, no westerns e historias de detectives.

No creo en la astrología; Soy un Sagitario y somos escépticos.

La mejor medida de la honestidad de un hombre no es su declaración de impuestos. Es el ajuste cero en su báscula de baño.

La mayor tragedia en toda la historia de la humanidad puede ser el secuestro de la moralidad por la religión.

Los límites de lo posible solo pueden definirse yendo más allá de ellos hacia lo imposible.

Hay un simbolismo esperanzador en el hecho de que las banderas no ondean en un vacío.

Esta es la primera edad en la que se presta mucha atención al futuro, lo cual es un poco irónico ya que es posible que no tengamos una.

Cuando un científico distinguido pero anciano afirma que algo es posible, es casi seguro que tiene razón. Cuando afirma que algo es imposible, es muy probable que esté equivocado.

La mejor prueba de que hay vida inteligente en el espacio exterior es el hecho de que no ha venido aquí.

Nos encontramos ahora en el punto de inflexión entre dos épocas. Detrás de nosotros hay un pasado al que nunca podremos volver … La llegada del cohete puso fin a un millón de años de aislamiento … La infancia de nuestra raza había terminado y la historia tal como la conocemos comenzó.

El hecho de que aún no hayamos encontrado la menor evidencia de vida, y mucho menos inteligencia, más allá de esta Tierra no me sorprende ni me decepciona en lo más mínimo. Nuestra tecnología aún debe ser ridículamente primitiva; bien podemos ser como salvajes de la jungla escuchando el latido de los tom toms, mientras que el éter que los rodea lleva más palabras por segundo de lo que podrían pronunciar en la vida.

Advertisement

Existen dos posibilidades: o estamos solos en el Universo o no estamos. Ambos son igualmente aterradores.

La Era de la Información ofrece mucho a la humanidad, y me gustaría pensar que enfrentaremos los desafíos que presenta. Pero es vital recordar que la información, en el sentido de datos en bruto, no es conocimiento, que el conocimiento no es sabiduría y que la sabiduría no es previsión. Pero la información es el primer paso esencial para todo esto.

Hay un simbolismo esperanzador en el hecho de que las banderas no ondean en un vacío.

Ahora nunca puedo mirar a la Vía Láctea sin preguntarme de cuál de esas nubes de estrellas acumuladas vienen los emisarios. Si perdonan un símil tan común, hemos roto el cristal de la alarma contra incendios y no tenemos más que hacer que esperar. No creo que tengamos que esperar mucho.
—El Centinela, 1948

Sin embargo, ahora, mientras rugía por el cielo nocturno hacia un destino desconocido, se encontró frente a esa pregunta sombría y última que tan pocos hombres pueden responder a su satisfacción. ¿Qué he hecho con mi vida ?, se preguntó, que el mundo será más pobre si lo dejo.
—El camino del deslizamiento, 1963

Detrás de cada hombre ahora vivo hay treinta fantasmas, porque esa es la proporción por la cual los muertos son más numerosos que los vivos.
—Prólogo de 2001: una odisea del espacio, 1968

Uno de los roles más importantes de la ciencia ficción es preparar a las personas para que acepten el futuro sin dolor y para fomentar la flexibilidad mental. Los políticos deberían leer ciencia ficción, no westerns e historias de detectives.
—La realización de Kubrick en 2001, Jerome Agel, 1970

¡Cualquier profesor que pueda ser reemplazado por una máquina debería serlo!
—Tutores de electrónica, 1980

Los dinosaurios desaparecieron porque no podían adaptarse a su entorno cambiante. Desapareceremos si no podemos adaptarnos a un entorno que ahora contiene naves espaciales, computadoras y armas termonucleares.
—Las historias recogidas, 2000

El peligro del impacto de asteroides o cometas es una de las mejores razones para ir al espacio … Me encanta citar a mi amigo Larry Niven: «Los dinosaurios se extinguieron porque no tenían un programa espacial. Y si nos extinguimos porque no tenemos un programa espacial, ¡nos servirá bien! »
– Reunión de las mentes: Buzz Aldrin visita a Arthur C. Clarke, Andrew Chaikin, 2001

El SETI es probablemente la búsqueda más importante de nuestro tiempo, y me sorprende que los gobiernos y las empresas no lo apoyen lo suficiente.
—Seti @ Home, 2006

Advertisement

2001 fue escrito en una era que ahora se encuentra más allá de una de las grandes divisiones en la historia humana; Estamos separados de ella para siempre por el momento en que Neil Armstrong y Buzz Aldrin salieron al Mar de la Tranquilidad. Ahora la historia y la ficción se han entrelazado inexorablemente.
—Prólogo de la edición milenaria de 2001: una odisea del espacio, 1999

… tenemos una situación en la que millones de vehículos, cada uno de ellos un milagro de complicación (a menudo innecesaria), se lanzan en todas direcciones bajo el impulso de cualquier cosa hasta doscientos caballos de fuerza. Muchos de ellos son del tamaño de casas pequeñas y contienen un par de toneladas de aleaciones sofisticadas, pero a menudo llevan un solo pasajero. Pueden viajar a cien millas por hora, pero tienen suerte si promedian cuarenta. En una vida han consumido más combustible insustituible que el que se ha utilizado en toda la historia anterior de la humanidad. Los caminos para apoyarlos, por inadecuados que sean, cuestan tanto como una pequeña guerra; La analogía es buena, ya que las víctimas están en la misma escala.
—Profiles del futuro, 1972

Para su cumpleaños número 90 en diciembre de 2007, Arthur C. Clarke grabó un saludo a sus amigos de todo el mundo. Como parte del mensaje, Clarke expresó tres deseos:

En primer lugar, me gustaría ver alguna evidencia de vida extraterrestre. Siempre he creído que no estamos solos en el universo. Pero todavía estamos esperando que ET nos llame, o nos dé algún tipo de señal. No tenemos forma de adivinar cuándo podría suceder esto. ¡Espero que más pronto que tarde!

En segundo lugar, me gustaría vernos eliminar nuestra actual adicción al petróleo y adoptar fuentes de energía limpia. … El cambio climático ahora ha agregado un nuevo sentido de urgencia. Nuestra civilización depende de la energía, pero no podemos permitir que el petróleo y el carbón horneen lentamente nuestro planeta …

El tercer deseo es uno más cerca de casa. He vivido en Sri Lanka durante 50 años, y la mitad de ese tiempo, he sido un triste testigo del amargo conflicto que divide a mi país adoptivo. Deseo mucho ver la paz duradera establecida en Sri Lanka lo antes posible.

En su mensaje de cumpleaños número 90, Clarke también abordó su legado:

A veces me preguntan cómo me gustaría ser recordado. He tenido una carrera diversa como escritor, explorador submarino, promotor del espacio y popularizador de la ciencia. De todos estos, quiero ser recordado como un escritor, uno que entretiene a los lectores y, con suerte, también extiende su imaginación.

De los perfiles del futuro, edición 1973

Nuestra edad es única en muchos sentidos, llena de eventos y fenómenos que nunca antes ocurrieron y nunca pueden volver a ocurrir. Distorsionan nuestro pensamiento, haciéndonos creer que lo que es verdad ahora será verdad para siempre, aunque quizás en una escala más grande. Debido a que hemos aniquilado la distancia en este planeta, imaginamos que podemos hacerlo una vez más. Los hechos son de otra manera, y los veremos más claramente si olvidamos el presente y volvemos nuestras mentes hacia el pasado.

Cuando los pioneros y aventureros de nuestro pasado abandonaron sus hogares en busca de nuevas tierras, se despidieron para siempre del lugar de su nacimiento y de los compañeros de su juventud. Hace solo una vida, los padres se despidieron de sus hijos emigrantes en la virtual certeza de que nunca volverían a encontrarse. Y ahora, dentro de una generación increíble, todo esto ha cambiado.

Advertisement

Hemos abolido el espacio aquí en la pequeña Tierra; Nunca podemos abolir el espacio que bosteza entre las estrellas. Una vez más, como en los días en que cantaba Homero, estamos cara a cara con la inmensidad y debemos aceptar su grandeza y terror, sus posibilidades inspiradoras y sus terribles restricciones.

Para obtener una imagen mental de la distancia a la estrella más cercana, en comparación con la distancia al planeta más cercano, debes imaginar un mundo en el que el objeto más cercano a ti esté a solo cinco pies de distancia, y no hay nada más que ver hasta que Han viajado mil millas.

El espacio puede ser mapeado, cruzado y ocupado sin límite definible; Pero nunca se puede conquistar. Cuando nuestra raza haya alcanzado sus logros finales, y las estrellas en sí mismas estén dispersas no más ampliamente que la semilla de Adán, incluso entonces seremos como hormigas que se arrastran sobre la faz de la Tierra. Las hormigas han cubierto el mundo, pero lo han conquistado, porque ¿qué saben de él sus innumerables colonias o las unas de las otras? Así estará con nosotros a medida que nos separemos de la Madre Tierra, aflojando los vínculos de parentesco y comprensión, escuchando rumores débiles y tardíos en la segunda, tercera o milésima mano de una fracción cada vez menor de toda la raza humana. Aunque la Tierra tratará de mantenerse en contacto con sus hijos, al final, todos los esfuerzos de sus archiveros e historiadores serán derrotados por el tiempo y la distancia, y la gran cantidad de material. Para el número de distintas sociedades o naciones humanas, cuando nuestra raza tiene el doble de su edad actual, puede ser mucho mayor que el número total de todos los hombres que han vivido hasta el presente. Hemos dejado el ámbito de la comprensión en nuestro vano esfuerzo por captar la escala del universo; así debe ser siempre, más temprano que tarde.

De la luz de otros días, por Arthur C. Clarke y Stephen Baxter, 2000

Lo que necesitamos es una máquina que nos permita ver el punto de vista del otro.

La ciencia exige paciencia.

Lo que se está volviendo más interesante que los mitos mismos ha sido el estudio de cómo se construyeron los mitos a partir de hechos dispersos o poco prometedores, de hecho, a veces sin datos, en una especie de muda conspiración de anhelo, muy rara vez bajo el control consciente de alguien.

Así como la memoria humana no es un registrador pasivo, sino una herramienta para la construcción del yo, la historia nunca ha sido un simple registro del pasado, sino un medio para moldear a los pueblos.

Los vendedores parecían cómicos, tan concentrados estaban en sus astillas de ganancias sin sentido, todos inconscientes de las desoladas edades que se encontraban en su propio futuro cercano, sus propias muertes inminentes.

Quizás esos filósofos nihilistas tengan razón; tal vez esto es todo lo que podemos esperar del universo, un implacable aplastamiento de la vida y el espíritu, porque el estado de equilibrio del cosmos es la muerte …

Siempre pensamos que la Tierra viva era algo bello. No es La vida ha tenido que aprender a defenderse contra el salvajismo geológico aleatorio del planeta.

Advertisement

Leave A Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.