Diferencia entre células T y células B – El sistema inmune está formado…

0
Advertisement

El sistema inmune está formado por una red compleja de células, órganos y procesos que interactúan entre sí para constituir la línea de defensa principal del cuerpo humano contra organismos y enfermedades extraños.

Uno de sus principales componentes son los linfocitos, un subtipo de glóbulos blancos que incluyen dos tipos de células, células T y células B. Las células T y las células B se generan a partir del progenitor común linfoide en la médula ósea.

¿Qué son las células T?

Las células T, también llamadas timocitos, son linfocitos generados a partir de un precursor de células madre, el progenitor común linfoide, en la médula ósea. Luego migran al timo, un órgano linfoide situado en el tórax, donde experimentan su maduración.

Las células T maduras circulan continuamente en un estado inactivo entre la sangre y los órganos linfoides periféricos (los ganglios linfáticos, el bazo y los tejidos linfoides de la mucosa) hasta que encuentran antígenos extraños de los sitios de infección. En este caso, se activan y se diferencian en células efectoras.

Advertisement

Existen dos clases de células T efectoras con distintas funciones: células T citotóxicas y células T auxiliares. Las células T citotóxicas son capaces de atacar y matar a otras células infectadas con un patógeno intracelular o un virus. Las células T auxiliares, por otro lado, presentan una respuesta inmune indirecta al estimular otros mecanismos de defensa y células tales como macrófagos, células B y células T citotóxicas. También son efectivos contra los patógenos intracelulares y extracelulares.

Las células T citotóxicas y las células T auxiliares se caracterizan por la presencia de receptores de antígenos unidos a la membrana y se activan a través de un contacto directo con una célula presentadora de antígeno.

Las células T citotóxicas actúan induciendo a su célula diana infectada con patógenos a sufrir apoptosis a través de la activación de la cascada de caspasa.

Las células T colaboradoras, cuando son activadas por una célula presentadora de antígeno, actúan secretando diferentes citoquinas y expresando proteínas estimuladoras específicas en su superficie. Se pueden diferenciar en dos tipos de células auxiliares: las células TH1 y TH2. Las células TH1 funcionan activando macrófagos y células T citotóxicas, mientras que las células TH2 funcionan activando las células B.

¿Qué son las células B?

Las células B son linfocitos generados a partir del progenitor común linfoide en la médula ósea. También experimentan su maduración en la médula ósea, en el mismo sitio de su formación, de ahí sus células B de nombre. Al madurar, las células B ingresan al torrente sanguíneo antes de migrar a los órganos linfoides periféricos. Las células B se caracterizan por la presencia de receptores de antígenos en su membrana. Cuando se activan, se diferencian en células plasmáticas y secretan anticuerpos o inmunoglobulinas, que son principalmente la forma secretada de sus receptores de antígeno de membrana.

Mientras que algunos antígenos pueden desencadenar una respuesta directa de las células B, su principal mecanismo de acción depende de su interacción con las células T auxiliares. Las células T auxiliares activadas son responsables de desencadenar la proliferación de células B y la secreción de anticuerpos específicos. Los anticuerpos secretados pueden, por lo tanto, reconocer antígenos patógenos y unirse específicamente a ellos. El patógeno es neutralizado directamente por el anticuerpo o etiquetado para ser destruido posteriormente por otros componentes del sistema inmune tales como macrófagos.

Diferencia entre las células T y las células B?

Las células T y B se generan en la médula ósea a partir de células madre o, más precisamente, forman el progenitor común linfoide.

Advertisement

Las células T o los timocitos maduran en el timo, un órgano linfoide situado en el tórax, mientras que las células B maduran en la médula ósea, en el mismo sitio de su generación.

Tanto las células T como las células B migran al torrente sanguíneo después de su maduración y circulan entre los órganos linfoides periféricos en un estado inactivo.

Hay dos tipos de células T activadas: las células T citotóxicas responsables de la destrucción de células infectadas por patógenos intracelulares y las células T auxiliares responsables de activar las células T citotóxicas, los macrófagos y las células B.

Las células B, en el otro lado, se diferencian por la activación de células T colaboradoras en un tipo de célula, células plasmáticas capaces de secretar anticuerpos específicos de antígeno.

Las células T activadas presentan receptores de antígenos en su membrana y no son capaces de secretar anticuerpos, mientras que las células B activadas son responsables de la secreción de anticuerpos.

Resumen de células T frente a células B

Las células T y las células B son dos componentes celulares de la red compleja que constituye el sistema inmune. Ellos son los principales actores de la inmunidad adaptativa contra patógenos extraños. Si bien ambos se generan en la médula ósea de un progenitor linfoide común, sus principales diferencias residen en sus sitios de maduración y su mecanismo de acción:

Las células T experimentan maduración en el timo, mientras que las células B experimentan su maduración en la médula ósea.
Las células T presentan receptores de antígenos en su membrana y no son capaces de secretar anticuerpos. Pueden actuar como células T citotóxicas al atacar directamente las células infectadas con patógenos intracelulares, o como células T auxiliares al activar indirectamente otras células inmunes, incluidas las células T citotóxicas, los macrófagos y las células B.
Las células B presentan receptores de antígenos en sus membranas pero también son responsables de secretar anticuerpos cuando se activan por las células T auxiliares. Los anticuerpos secretados son altamente específicos y se unen a los antígenos que provocan la destrucción del patógeno infectante, ya sea directa o indirectamente a través del reclutamiento posterior de otras células inmunes tales como macrófagos.

Leave A Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.