Bacterias que Viven en la Piel

0
Advertisement

Bacterias que Viven en la Piel

Nuestra piel está poblada por billones de diversas bacterias. Como la piel y los tejidos externos están en contacto constante con el medio ambiente, los microbios tienen fácil acceso para colonizar estas áreas del cuerpo. La mayoría de las bacterias que residen en la piel y el cabello son comensales (beneficiosas para las bacterias pero no ayudan o dañan al huésped) o mutualistas (beneficiosas tanto para las bacterias como para el huésped).

Algunas bacterias de la piel incluso protegen contra las bacterias patógenas al secretar sustancias que evitan que los microbios dañinos se establezcan. Otros protegen contra los patógenos al alertar a las células del sistema inmunológico e inducir una respuesta inmune.

***La gran mayoría de las bacterias que habitan nuestra piel son comensales o mutualistas.

***Las bacterias comensalistas son bacterias que no nos ayudan ni nos dañan, sino que se benefician de la relación. Las bacterias mutualistas nos ayudan y se benefician de la relación.

Advertisement

***Las bacterias que encontramos en nuestra piel se clasifican según el entorno en el que prosperan: piel grasa, piel húmeda o piel seca.

Si bien la mayoría de las cepas de bacterias en la piel son inofensivas, otras pueden presentar serios problemas de salud. Estas bacterias pueden causar todo, desde infecciones leves (forúnculos, abscesos y celulitis) hasta infecciones graves de la sangre, meningitis y envenenamiento por alimentos.

Las bacterias de la piel se caracterizan por el tipo de ambiente en el que prosperan: las áreas sebáceas o grasas (cabeza, cuello y tronco); áreas húmedas (pliegues del codo y entre los dedos); y zonas secas (superficies amplias de los brazos y piernas).

Propionibacterium acnes

Propionibacterium acnes prospera en las superficies grasas de la piel y los folículos pilosos. Estas bacterias contribuyen al desarrollo del acné ya que proliferan debido al exceso de producción de aceite y a los poros obstruidos. Las bacterias Propionibacterium acnes utilizan el sebo producido por las glándulas sebáceas como combustible para el crecimiento. El sebo es un lípido que consiste en grasas, colesterol y una mezcla de otras sustancias lipídicas. El sebo es necesario para una buena salud de la piel, ya que hidrata y protege el cabello y la piel. Los niveles anormales de producción de sebo contribuyen al acné ya que obstruyen los poros, producen un crecimiento excesivo de la bacteria Propionibacterium acnes e inducen una respuesta de los glóbulos blancos que causa inflamación.

Corynebacterium

El género Corynebacterium incluye especies de bacterias patógenas y no patógenas. Las bacterias Corynebacterium diphteriae producen toxinas que causan la enfermedad de la difteria. La difteria es una infección que generalmente afecta la garganta y las membranas mucosas de la nariz. También se caracteriza por lesiones en la piel que se desarrollan a medida que las bacterias colonizan la piel previamente dañada. La difteria es una enfermedad grave y en casos graves puede causar daño a los riñones, el corazón y el sistema nervioso. Incluso se ha encontrado que las corinebacterias no diftéricas son patógenas en individuos con sistemas inmunes suprimidos. Las infecciones graves no diftéricas se asocian con dispositivos de implantes quirúrgicos y pueden causar meningitis e infecciones del tracto urinario.

Advertisement

Staphylococcus epidermidis

Las bacterias de Staphylococcus epidermidis suelen ser habitantes inofensivos de la piel que rara vez causan enfermedades en personas sanas. Estas bacterias forman una barrera espesa de biopelículas (una sustancia viscosa que protege a las bacterias de los antibióticos, sustancias químicas y otras sustancias o condiciones que son peligrosas) que pueden adherirse a las superficies de polímeros. Como tal, S. epidermidis comúnmente causa infecciones asociadas con dispositivos médicos implantados como catéteres, prótesis, marcapasos y válvulas artificiales. S. epidermidis también se ha convertido en una de las principales causas de infección sanguínea adquirida en el hospital y se está volviendo cada vez más resistente a los antibióticos.

Staphylococcus aureus

Staphylococcus aureus es un tipo común de bacteria de la piel que se puede encontrar en áreas como la piel, las cavidades nasales y el tracto respiratorio. Si bien algunas cepas de estafilococos son inofensivas, otras, como el Staphylococcus aureus resistente a la meticilina (SARM), pueden causar serios problemas de salud. El S. aureus generalmente se propaga a través del contacto físico y debe romper la piel, a través de un corte, por ejemplo, para causar una infección. El SARM se adquiere con mayor frecuencia como resultado de las hospitalizaciones. Las bacterias S. aureus son capaces de adherirse a las superficies debido a la presencia de moléculas de adhesión celular ubicadas fuera de la pared celular bacteriana. Pueden adherirse a diversos tipos de superficies, incluido el equipo médico. Si estas bacterias acceden a los sistemas internos del cuerpo y causan una infección, las consecuencias pueden ser fatales.

Streptococcus pyogenes

La bacteria Streptococcus pyogenes coloniza las áreas de la piel y la garganta del cuerpo. S. pyogenes reside en estas áreas sin causar problemas en la mayoría de los casos. Sin embargo, S. pyogenes puede volverse patógeno en individuos con sistemas inmunes comprometidos. Esta especie es responsable de una serie de enfermedades que van desde infecciones leves hasta enfermedades que amenazan la vida. Algunas de estas enfermedades incluyen la faringitis estreptocócica, la escarlatina, el impétigo, la fascitis necrotizante, el síndrome de shock tóxico, la septicemia y la fiebre reumática aguda. S. pyogenes produce toxinas que destruyen las células del cuerpo, específicamente los glóbulos rojos y los glóbulos blancos. S. pyogenes se conoce más popularmente como «bacterias que comen carne» porque destruyen el tejido infectado causando lo que se conoce como fascitis necrotizante.

Leave A Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.